El Rincón de Joseca

Otro mundo es posible

Archive for the ‘Pobreza’ Category

El Rincón de Joseca y ANPI os dan las gracias

Posted by Joseca en 24/05/2010

Hace poco más de cinco meses a través de este blog os solicitaba ayuda económica a fin de comprar un coche / furgoneta para ANPI (Asociación Nacional Pequeña Irene), de la que soy miembro.

Como os comentaba entonces, ANPI es una modesta organización compuesta fundamentalmente por familiares y otras pocas personas que se han ido incorporando, bien apadrinando niños bien como miembros de la misma. A través de ANPI procuramos dar un futuro a los niños de Parola, posiblemente el barrio más pobre y marginal de Filipinas. Con la autorización de los padres -si los tienen- y de acuedo con los Servicios Sociales de aquel país, los tutelamos, les damos un alojamiento en una de nuestras dos casas de acogida y los matriculamos en la escuela.

Las inundaciones acaecidas este pasado año terminó por romper el motor del único medio de locomoción que poseemos (un vehículo de una antigüedad de 12 años) y que utilizamos fundamentalmente para llevar a nuestros chicos al colegio, recoger grandes cantidades de comida y llevar a nuestros chavales a ver a sus respectivas familias los fines de semana ya que para este trayecto se necesitan aproximadamente tres horas en coche.

Hoy os puedo anunciar, con una alegría que no podría expresar con palabras, que hemos recaudado 5.885 euros. Con esa cantidad (salvo 5 euros que nos ha cobrado el banco por la transferencia) y lo que hemos ingresado por la venta del viejo coche, hemos podido comprar el vehículo nuevo (420.000 pesos, unos 6.600 euros).

Desde aquí os quiero dar las gracias a tod@s los que habéis colaborado para hacer realidad el sueño de nuestros pequeños. Hoy pueden ir a la escuela y ver a sus padres sin problemas y vuestra generosidad ha sido imprescindible para ello. En especial me gustaría agradecer la contribución que habéis realizado quienes sólo me conocéis a través de este humilde blog, pues la confianza que habéis depositado en mi excede con mucho lo esperable en estos casos. No puedo tampoco terminar esta entrada sin hacer una mención especial a mi amiga Alicia, de Lápices para la paz: la difusión que a través de su blog ofreció de esta iniciativa ha sido muy importante.

P.D.: estáis todos invitados a asistir a la próxima reunión de ANPI. Nos gustaría daros las gracias personalmente, en especial a los que no os conocemos personalmente y aprovechar para daros a conocer todo sobre nuestra pequeña asociación. La reunión será el próximo 26 de junio a partir de las 10,45 en el Centro Cultural Campamento de Madrid. Gracias Manuel por cedernos el local y por todas las facilidades que nos estás dando.

Anuncios

Posted in AnilloSolidario, Asia, Pobreza | Leave a Comment »

El gran teatro de Haití

Posted by Joseca en 20/01/2010

Tiembla la tierra, caen los edificios y la solidaridad germina como si de una bella flor se tratara. Donaciones privadas, fondos estatales, compromisos internacionales… ¿pero que ocurre cuando esa tragedia no perece con la misma rapidez que brotó? ¿Quién se ocupa y preocupa de los que la sufren cuando los titulares de los telediarios no la consideran ya noticia? Absolutamente nadie. Ni representantes políticos, ni tertulianos radiofónicos ni nadie de aquellos a los que parecía rompérseles en pedazos el corazón apenas unos meses antes.

Por desgracia, con Haití pasará lo mismo que con los que malviven en los países del Índico que sufrieron el maremoto en el 2004; lo mismo que con los irakíes cuyos cuerpos, almas y bolsillos gobiernan todavía aquellos que les bombardearon por el bien de la democracia; lo mismo que con los palestinos que aún sufren las consecuencias del criminal embargo israelí o simplemente lo mismo que con los millones de seres humanos a los que acompaña diariamente el hambre y la miseria. Convertirán su desdicha en un recuerdo borroso que irá diluyéndose conforme avanza el tiempo. Simplemente, dejarán de existir para el gran público.

El sistema es inteligente. Una cabronada como la de Haiti, que diría Maruja Torres, permite canalizar los nobles sentimientos de la ciudadanía y conceder unos minutos de gloria televisiva a nuestros representantes en la tierra y del cielo. Caridad, solidaridad, ayuda, compromiso… grandes palabras,  grandes proyectos… grandes mentiras. Hasta la próxima. Que ese país fuera el más pobre de América o que tuviera una esperanza de vida de 50 años, que haya sido saqueado desde hace centenares de años, deforestado, esclavizado, gobernado por dictadorzuelos apoyados por las grandes potencias, eso no es una tragedia… simplemente no existe. Las personas de bien ya han hecho lo que tenían que hacer: paliar el sufrimiento más inmediato de esa pobre gente y calmar sus conciencias, al menos durante un tiempo. Es suficiente. No hace falta que se pregunten por que la mitad de esa isla tenía los edificios que tenía. Tampoco necesitan que les adviertan de las condiciones de vida que existían antes del terremoto. Y por supuesto, es imprescindible que se olviden pronto de ellos. Es más: si es posible que ni siquiera se informen de lo que ocurre en estos momentos o, si lo hacen, que pase lo más desapercibido posible.

Estén tranquilos, señores gobernantes, dueños de las multinacionales, banqueros modélicos: todo volverá a la normalidad. Cierto, con unos miles de ciudadanos haitianos menos. Pero los que queden vivos, seguirán igual. Y nosotros volveremos a mirar para otra parte… no se nos ocurra hacer preguntas y pensar.

Posted in AnilloSolidario, Centroamérica y América del Sur, Pobreza | 12 Comments »

El Rincón de Joseca solicita vuestra ayuda

Posted by Joseca en 10/12/2009

Hace aproximadamente un año publiqué una entrada en mi antiguo blog en la que os daba cuenta de una ONG de la que soy miembro. Es una asociación llamada ANPI (Asociación Nacional Pequeña Irene) mediante la que tratamos de dar un futuro a los niños de Parola, posiblemente el barrio más paupérrimo de Filipinas. Los sacamos de las calles y fundamentalmente les damos un hogar (tenemos dos casas allí) y educación (los escolarizamos). Somos una organización pequeña, en la que estamos fundamentalmente familiares y otras pocas personas más que se han ido incorporando, bien apadrinando niños, bien como miembros de la misma.

No suelo pedir favores pero está vez haré una excepción. Y la haré porque realmente el favor no me lo hacéis a mi, sino a esos pequeños.

Fotos tomadas en Parola

No voy a entrar en detalles de la labor que desarrollamos allí porque no es el objetivo de esta entrada (quien desee esa información no tiene más que pedírmelo). La razón es puramente recaudatoria, así de claro. Os explico: en ANPI tenemos (mejor dicho, teníamos) un destartalado coche de cuarta mano para llevar a los niños de la asociación al colegio. Este coche se ha estropeado definitivamente, así que estamos haciendo una colecta de Navidad para comprar un coche o furgoneta, aunque sea de quinta mano.

Tenemos vistos un par de modelos. El primero tiene un precio de 3.686 euros y tiene 5 años. El segundo nos cuesta  5.786 euros porque solo tiene un año de antigüedad y menos kilómetros.  No son muy caros y son mucho más seguros que los rickshaw (la moto con sidecar, muy habituales allí). Es muy importante para ANPI tener un coche allí, puesto que las calles son muy peligrosas, así que hasta ahora llevábamos a los niños en coche a la escuela y a ver a sus padres a Parola.

Foto de una de las dos casas de ANPI en Filipinas

Como os digo, somos una ONG muy pequeña. Todos somos voluntarios (con lo cual no tenemos gastos de administración) pero no recibimos subvenciones y los recursos económicos son los que son, los nuestros, así es que tenemos muy complicado poder acceder a esos coches. No os pediría nada si no confiase en que no vais a malinterpretar esta entrada. Si alguno (o alguien que conozcáis) quiere o puede buenamente participar con algo de dinero, os lo agradeceré infinitamente. Si no puede o no quiere,  me bastará con que haya leído esta entrada y tome conciencia de una realidad que solemos obviar con demasiada frecuencia. Sé que no es buen momento para pedir este tipo de esfuerzos, pero cualquiera que sea, por pequeño que sea, será bienvenido.

Niños de ANPI en la escuela con otros niños

Creedme que no es nada fácil (da cierta vergüenza, para que negarlo) pediros esto pero no tenemos más medio que éste. Los que queráis colaborar podéis hacer una transferencia al número de cuenta que os indico abajo, que vamos a tener exclusivamente para este asunto. El nombre del beneficiario es lógicamente “Asociación Nacional Pequeña Irene” y en el concepto basta con poner algo parecido a “Coche ANPI“.

Iremos remitiendo por email una nota sobre las cantidades que vamos recaudando y finalmente una foto del coche con los niños junto con la factura de compra escaneada. Por tanto, si deseáis recibir esa información os pido que me hagáis llegar vuestro correo electrónico remitiéndome un mail a elrincondejosecaarrobagmail.com. También sería interesante que  además de “coche ANPI”, en el concepto pusieses entre parentesis “Joseca” o “Rincón de Joseca” a fin de que mi hermana, que es la que va a ir remitir los correos con los extractos, me vaya dando cuenta de vuestros ingresos y yo le vaya suministrando vuestros emails.

Cuenta bancaria:

OPENBANK
Entidad: 0073
Oficina: 0100
DC.: 51
No de cuenta: 0131062955

P.D.: Las fotos están tomadas por mi cuñado Nando el año pasado.

GRACIAS A TODOS Y PERDONAD EL ATREVIMIENTO, PERO HAY OCASIONES EN QUE LA VERGÚENZA DE VER LO QUE OCURRE A NUESTRO ALREDEDOR ES SUPERIOR A LA DE PEDIR ESTE TIPO DE FAVORES.

Posted in AnilloSolidario, Asia, Pobreza | 6 Comments »

La próxima semana, rebélate contra la pobreza

Posted by Joseca en 11/10/2009

Según las últimas estadísticas, esos flemáticos números sin rostro ni apellidos, 1020 millones de seres humanos pasan hambre en el mundo, una sexta parte de la población mundial. Además, más de 50.000 personas mueren diariamente como consecuencia de su extrema pobre­za. Nunca antes se habían alcanzado estas cifras y nunca antes la brecha entre ricos y pobres ha sido tan amplia.

Podrían ofrecerse referencias de todo tipo: 1100 millones de personas sobreviven con menos de 1 dólar diario, 1200 millones no tienen acceso al agua potable, 10 millones de niños y niñas mueren antes de cumplir los cinco años por causas evitables… la enormidad del drama debería provocar una reacción en la Comunidad internacional del mismo calibre.

Sin embargo, salvo un sistema de ayudas tan opaco como insuficiente, los países desarrollados y las instituciones internacionales poco o nada hacen por cooperar en la superación de esta penosa realidad. Antes al contrario, las políticas comerciales y las normas financieras que rigen la economía supranacional son causantes directas de la situación mencionada.

  • Cuando se mantiene una deuda externa injusta y asfixiante…
  • Cuando desde el FMI y el BM se condiciona la concesión de créditos a los países pobres al desarrollo de políticas económicas que los perjudican…
  • Cuando desde la OMC se potencia la economía especulativa frente a la productiva, resultando que más de la mitad de la “riqueza” mundial procede de un mercado financiero que no produce ningún bien ni servicio…
  • Cuando desde la instituciones internacionales (léase la UE, el G-20 o la OCDE) no se propone gravar los movimientos transnacionales de capital ni se eliminan los paraísos fiscales…
  • Cuando se convierte en línea estratégica la celebración de acuerdos de libre comercio  que no se realizan bajo reglas transparentes ni en igualdad de oportunidades…
  • Cuando se eliminan barreras para la entrada del capital transnacional en los países empobrecidos pero se refuerzan las fronteras para aquellos que huyen de sus pésimas consecuencias…

En conclusión, cuando la quinta parte de la población concentra el 60% del consumo global y el 10% disfruta del 70% de las riquezas del Planeta… es que hay muchos cuandos.

Y frente a esa realidad, tan sólo una declaración. En el año 2000, 189 jefes de Estado se comprometieron con el cumplimiento de los 8 Objetivos de Desarrollo del Milenio para 2015, entre ellos, reducir a la mi­tad el número de personas que pasan hambre. Dado que diez años después los objetivos siguen lejos de cumplirse, la Alianza Española contra la Pobreza ha organizado en torno al 17 de octubre, Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza, una semana de movilizaciones con el objetivo recordar a los líderes mundiales su compromiso con la lucha contra la pobreza y sus causas. Las manifestaciones, bajo el lema “Rebélate contra la Pobreza”, tendrán lugar los días 16, 17 y 18 de octubre en todo el país.

No quiero ser excesivamente crítico con estas movilizaciones. De hecho yo asistiré y he tratado de difundirlas. Pero también me gustaría hacer una consideración: el problema no reside en que la ayuda prestada sea insuficiente o que no se materialice toda la comprometida. De hecho, en muchas ocasiones pienso que tanto el sistema de ayudas oficiales como la potenciación que se hace mediante subvenciones de las ONGs no deja de ser un mecanismo implementado por quienes de verdad tienen en su mano acabar con la pobreza y el hambre y que, en vez de asumir su responsabilidad y actuar en consecuencia, optan por hacerla descansar en el ciudadano medio. Un mecanismo que además tiene un fundamento perverso: los países empobrecidos necesitan caridad, solidaridad, misericordia, ayuda… cuando lo único que sería exigible es JUSTICIA.

Y esa justicia pasa por reclamar el cese definitivo de las políticas comerciales existentes y la modificación de un orden económico criminal que son los causantes directos del hambre y la pobreza en el mundo. No perdamos de vista cuales son las causas reales de la desesperanza en la que sobreviven -o no- millones de seres humanos. Porque esa justicia que demandamos muchos no puede impartirse cuando los que teóricamente la promueven son los mismos que la obvian y la arrinconan.

¡Rebélate contra la pobreza, sí! ¡pero rebélate también contra quienes la causan! No caigas en su trampa. Ni el hambre es un fenómeno natural ni la solución pasa por un sistema de ayudas que encubre las verdaderas razones que lo provoca.

Otro mundo es posible, sí… pero para ello son necesarios otro sistema económico y otras instituciones internacionales.

Posted in AnilloSolidario, Derechos sociales y económicos, Pobreza, Salud y alimentación | 13 Comments »