El Rincón de Joseca

Otro mundo es posible

Archive for the ‘Europa’ Category

Grandola, Vila Morena

Posted by Joseca en 16/02/2013

Dicen que el ser humano, con el paso de los años, se muestra más sensible a esos detalles que en otras etapas de la vida pasan desapercibidos. También es verdad que cuando el corazón aún es joven, es mayor la capacidad de rebelarse contra el orden vigente, sea de la naturaleza que sea. Lo cierto es que lo que sucedió ayer en el Parlamento de Portugal debería hacer temblar a cualquiera que conserve la capacidad de soñar, tenga la edad que tenga.

Discurseaba Pedro Passos Coelho, presidente del país, cuando desde la tribuna de invitados decenas compañeros del movimiento Que se Lixe a Troika! Queremos as nossas Vidas comenzaron a entonar “Grandola, Vila Morena”. Una canción que hace casi treinta años fue el himno de la Revolución de los Cláveles y que representa lo mejor de lo nuestros hermanos portugueses.

Grândola, villa morena
Tierra de fraternidad
El pueblo es quien más ordena
Dentro de ti, oh ciudad
Dentro de ti, oh ciudad
El pueblo es quien más ordena
Tierra de fraternidad
Grândola, villa morena
En cada esquina, un amigo
En cada rostro, igualdad
Grândola, villa morena
Tierra de fraternidad
Tierra de fraternidad
Grândola villa morena
En cada rostro, igualdad
El pueblo es quien más ordena
A la sombra de una encina
De la que ya no sabía su edad
Juré tener por compañera
Grândola, tu voluntad
Grândola, tu voluntad
Juré tener por compañera
A la sombra de una encina
De la que ya no sabía su edad

 


 

Una última apreciación: si preciosa fue la fórmula escogida para llamar la atención sobre la miseria que están provocando las políticas de la Troika comunitaria, ha de reconocerse que también fue extremadamente cortés la reconvención de la Presidenta de la Mesa y la paciencia del Primer Ministro, todo un ejemplo para los que desde España echaban del Congreso de los Diputados a Ada Colau y demás compañeros de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca con un desaforado “expúlsenlos, coño”. Un ejemplo en todos los sentidos.

 

Posted in Crisis, Europa | Etiquetado: | 2 Comments »

Seis rápidos apuntes sobre el rescate a España

Posted by Joseca en 09/06/2012

1.- Es un rescate. Que De Guindos lo llame “préstamo muy favorable” o “apoyo financiero” son eufemismos que no pueden negar la evidencia. El Gobierno está acostumbrado a ello: a la subida del IRPF la denominó “recargo temporal de sollidaridad“, a la amnistía fiscal “regularización de rentas y activos” y al anuncio de la subida del IVA a partir del 2013 “un aumento sobre la imposición del consumo“.

La palabra “rescate” es treding topic mundial en Twitter y está en 650 de 881 periódicos. Sea como fuera y con independencia de como se quiera calificar, la realidad es la que es: la ayuda sale del fondo de rescate europeo.

2.- Es una intervención. De Guindos ha anunciado que la ayuda financiera no se sujetará a condiciones de política macroeconómica ni fiscal, afectando únicamente a las condiciones de reestructuración y saneamiento del sistema financiero. Si ello fuera cierto, no deja de ser una intervención, aunque sea limitada al sector bancario.

Sin embargo, todo invita a pensar que no será así y que el Gobierno se verá obligado a implementar mayores medidas de ajuste presupuestario. El propio Eurogrupo en su comunicado señala que “el Eurogrupo está convencido de que España cumplirá sus compromisos contra el déficit excesivo y con respecto a reformas estructurales, con el fin de corregir los desequilibrios macroeconómicos en el marco del semestre europeo. El progreso en estas áreas serán revisados regularmente y con gran atención en paralelo con la asistencia financiera“. O dicho en román paladido, la ayuda al sector financiero quedará condicionada a la adopción de medidas en esos ámbitos, las cuales serán examinadas por el Eurogrupo.

3.- La ayuda se presta al Estado, no a los bancos. Tal y como ha declarado el Ministro de Economía alemán, “el dinero se da a España, no a los bancos (…), una ayuda que tendrán que devolver“. Aunque el Gobierno intentó, como es de público conocimiento, que la ayuda la recibiese directamente el sistema financiero y de esa forma el problema lo tuviera en última instancia el BCE, lo cierto es que finalmente quien solicita la ayuda y a quien se concede el préstamo es el Estado español.

Así lo ha venido a reconocer el propio De Guindos cuando ha aclarado que el préstamo se canalizaría “a través del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria” o cuando el propio Eurogrupo, nuevamente en su comunicado, “considera que el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), que actúa como agente del Gobierno español, podría recibir los fondos y canalizarlos a las instituciones financieras interesadas. El Gobierno español mantendrá la plena responsabilidad de la asistencia financiera y firmará el Memorando de Entendimiento (MoU)“:

Cuestión distinta es que el dinero se emplee en sanear el sistema financiero. Pero la ayuda la solicita y la obtiene el Estado español, y por tanto él es el responsable de su devolución.

4.- No es un buen acuerdo para el Estado español. Sin perjuicio de lo expuesto en la consideración anterior, debe tenerse en cuenta que en último término el rescate supone convertir deuda privada en deuda pública. El propio De Guindos ha reconocido que los intereses se imputarán al déficit público y los préstamos a la deuda. Es el Estado español el que responderá ante Europa del préstamo que se haga y del pago de los intereses y la amortizaciones de la deuda. Sólo en el caso de que el sistema fianciero pueda devolver lo prestado por el FROB el Estado se liberará de esa carga, lo cual, visto lo visto, no parece muy probable. Más que préstamos que devolverán las cajas y bancos, la situación en los próximos meses derivará posiblemente en inyecciones de capital puras y duras. No parece en este sentido probable que las cajas y bancos que se han intervenido o que están por intervenir por no ser solventes, tengan capacidad para devolver los préstamos concedidos.

Desde este mismo año, los intereses que el Gobierno pague por esa deuda deberán computar como déficit, lo que significa que hará falta un nuevo ajuste para pagar esos intereses a Europa. Como mínimo, habrá de reconocerse que convierten a los ciudadanos en avalistas de un sector bancario que deberá demostrar una mayor pericia en la gestión de lo que lo ha hecho hasta ahora, lo cual supone tener una fe mayor que la del carbonero.

Por otra parte, no puede obviarse que el rescate supondrá un 10% del PIB, lo que previsiblemente conllevará que las agencias del rating reduzcan la calificación de la deuda soberana del Estado y la sitúe al nivel del bono basura, rebajando las posibilidades del Tesoro de financiarse e incrementando previsiblemente las posibilidades de que el “préstamo” al sector financiero termine derivando en un programa de ayuda integral. Esta posibilidad, por el mero hecho de serla, es discutible, pero como tal ha de tenerse por lo menos en cuenta a efectos del riesgo que comporta asumir como deuda pública deuda privada.

5.- No es un éxito en la gestión del Gobierno. El Gobierno ha insistido en que la ayuda se canalizase directamente al sistema financiero. Ni las presiones poniendo en duda el futuro del euro ni las amenazas de abandonar dicha moneda han surtido efectos y finalmente han claudicado ante la presión de Alemania. El que, de momento, no se impongan medidas de corte macroeconómico no puede soslayar este presupuesto, sin duda de vital importancia pues supone, como ha quedado escrito, que es el Estado el que en última instancia responde del préstamo.

Por otra parte, los intereses que ha de abonar el Estado por la ayuda son los mismos que en el resto de los países rescatados, según confirma Reuters, y por lo que parece estarían entre el 3 y el 4%. El Estado hoy por hoy se está financiando al 6%, por lo que desde este punto de vista el acuerdo es favorable. No obstante, habría que estudiar si merece la pena habido el riesgo que se corre de que finalmente el préstamo transmute en deuda soberana y sobretodo si no existen otras fórmulas como la creación de banca pública que conceda créditos a familias y empresas o la quiebra ordenada del 30% del sector que según De Guindos está abocado a pedir auxilio financiero utilizando los miles de millones que se están inyectando para cubrir los depósitos de los ahorradores hasta 100.000 euros).

Por otra parte, el que la ayuda financiera no se enmarque en un programa de rescate integral como Grecia, Portugal o Irlanda obedece a un motivo muy simple: España ya está implementando “voluntariamente” medidas del corte de las aprobadas en esos países y seguirá haciéndolo “de forma voluntaria”. En breve el Consejo de Ministros aprobará reducciones de pensiones y de la prestación por desempleo, bajará los sueldos de los funcionarios o elevará los tipos impositivos del IVA. El que lo haga con pleno convencimiento o presionados por Europa es indiferente: lo trascendente es que son conditio sine qua non para ser objeto de ayuda. En todo caso saldremos de dudas en Julio, cuando previsiblemente se firme el Memorando de Entendimiento entre el Estado español y el Eurogrupo.

Sea como fuere, la gestión del Gobierno ha acelerado y precipitado la decisión de Europa de presionar para que solicite el rescate. Las dos fallidas reformas financieras, la crisis de Bankia -recuérdese que el BCE acusó al Gobierno de gestionarla “de la peor forma posible“-, el desprestigio público y notorio al que han sometido a las Comunidades Autónomas y al Banco de España (con independencia de los errores de supervisión que efectivamente puede haber tenido), el hecho de que el Presidente del Gobierno reconozca expresamente en rueda de prensa que no sabe aún como pagar la nacionalización de Bankia o la ocultación y posterior incremento del déficit público no han ayudado evidentemente a calmar la situación, todo lo contrario. La huida de capitales durante estos meses y el incremento de la prima de riesgo son buen reflejo de la desconfianza que grandes patrimonios, inversores y mercados han mostrado hacia el actual Gobierno.

6.- La pésima gestión, las mentiras y la cobardía exigen que Rajoy dimita. Ya lo hicieron con el abaratamiento del despido, con la subida de impuestos o con la promesa de no tocar la sanidad pública. Y en este caso han vuelto a mentir. Esta misma mañana tanto el Ministro de Industria como la Secretaria de Estado de Presupuestos negaban “rotundamente” que España fuese a pedir el rescate de la banca. Hace semana y media y ya anteriormente lo hacía el propio Mariano Rajoy y los Ministros de Economía y Hacienda se han negado a admitir constantemente la posibilidad de que España fuese rescatada.

El caso de Mariano Rajoy es especialmente grave. No sólo porque en su condición de Presidente esos desmentidos adquieren mayor relevancia sino porque a la mentira le añade una cobardía impropia de su cargo. Es conocido su escaso aprecio por las explicaciones públicas, pero que en la rueda de prensa más importante de España en los últimos 30 años haya delegado esa función en el Ministro de Economía es inaudito.

Junto a ambas indecencias concurre otra en este caso no menos significativa: Mariano Rajoy acudirá mañana a Gdansk para ver el partido España-Italia. El día en que se oficializa el rescate al país, su Presidente, lejos de dar explicaciones, se marcha del país para ver un partido de fútbol.

La dimisión por el mero hecho de haber tenido que solicitar el rescate europeo es forzada, como ha ocurrido en el resto de los países. Pero si además dicho rescate se ha visto trufado de mentiras, pésimas gestiones e irresponsabilidades manifiestas, dimitir se convierte en un imperativo moral.

Posted in Crisis, España, Europa | Leave a Comment »

¡Despertad, nos están mirando!

Posted by Joseca en 25/05/2012

Entre el FB, el Twitter y mis obligaciones diarias, tengo el blog totalmente desatendido. Supongo que ya no queda nadie al otro lado, pero en fin, vaya un pequeño desahogo por delante…

El sistema financiero en bancarrota, los ciudadanos desesperados y desahuciados, los inmigrantes dejados a su suerte, los dineros para la Educación pública convirtiéndose en migajas, varias Comunidades Autónomas naufragando, la prima de riesgo rondando diaramente los 500 puntos básicos… y hay muchos que aún confían en un milagro.

Es una crisis sistémica y global. Cayeron Grecia, Irlanda y Portugal. España posiblemente sea la siguiente. Luego tocará el turno a Italia y quizás a Francia. La zona euro está herida de muerte. EE.UU. tampoco está sana: su deuda es sideral y su incapacidad para hacer frente a la misma también.

Yo el optimismo no lo empleo para autoconvencerme de que el sistema (y España) aguantará este apocalipsis económico. Lo estoy guardando, cucharada a cucharada, para cuando todo esto implosione y se derrumbe como un castillo de naipes. Será entonces cuando esté verdaderamente en nuestras manos cambiar los status quo que han gobernado nuestros bolsillos durante tanto y tanto tiempo.

Pero hasta que ese momento llegue, y para que podamos construir con energía una alternativa a este desastre, es necesario que ahora vayamos creando una red de ciudadanos que se rebelen ante este estado de cosas, que piensen, que hagan pensar, que se informen, que se formen, que se rebelen, que se indignen, que aprendan a gritar NO, que sueñen con poder decir SI, que crean en la utopía, que aborrezcan sus pesadillas, que lloren con los que lagrimean, que combatan con los que pelean…

Hay mucho por decir, más por hacer, todo por soñar. Fabriquemos pancartas escritas con nuestro corazón, exijamos cambios que mutilen su sinrazón, vomitemos rabias e iras nacidas de nuestro dolor.

Yo no quiero que este sistema sobreviva, no quiero rescates ni palabras de tranquilidad. Quiero jaleo, quiero pelea, quiero gritarles a la cara y quiero comprobar que somos muchos los aburridos de esperar.

Somos el 99%. Somos más y mejores. Solo nos falta asumirlo y demostrarlo. No permitamos que nos roben los sueños, que nos convenzan que otro mundo y otra España no es posible.

Nuestro futuro no está en sus manos. Está en nuestros corazones y en nuestras cabezas. Ellos los saben. Nosotros lo sabemos. Nosotros sabemos que lo saben.

Señores, el chollo se les ha acabado.

Posted in España, Europa, Spanish Revolution | 1 Comment »

¡Europa, levántate!

Posted by Joseca en 15/06/2011

Pequeño video de fabricación casera en la que he fusionado un par de entradas. Espero que os guste. Ha llegado la hora… la hora de decir basta, compañeros.

Posted in AnilloSolidario, Crisis, España, Europa, Spanish Revolution | Leave a Comment »

“European revolution”: es hora de volar

Posted by Joseca en 30/05/2011

Es hora de volar. Hora de decir basta. Hora de levantar la voz en toda Europa y exigir un cambio. Ya no valen arteras excusas, cómodas indiferencias o distinguidas complacencias. Somos conscientes del poder que tenemos y que en derecho nos corresponde. Y vamos a ejercerlo. Somos más y mejores. Hemos navegado demasiado tiempo entre tinieblas, renunciando a enfrentarnos a nuestros miedos.

Nos habéis embrutecido a través de la televisión, nos habéis drogado con mentiras envueltas en un celofán de sonrisas, nos habéis convencido de una realidad que no es tal. Nos habéis convertido en esclavos que creen vivir en libertad, nos habéis meado en la cara y nos habéis convencido de que llovía. Habéis gobernado nuestras cabezas, nuestros bolsillos, nuestros corazones. Nos habéis inyectado el miedo, nos habéis convencido de la inutilidad del cambio.

                            

Nos hemos comportado como pajarillos que duermen tranquilos en la falsa seguridad de su jaula, que tienen auténtico terror a desplegar sus alas… pero ha llegado el momento de quitaros las máscaras. De apuntaros con el dedo. Sois culpables. Lo sabéis. Lo sabemos… sabéis que lo sabemos.

Ya no somos tristes marionetas que callan y danzan al compás de vuestra música. Ya no nos valen vuestros viejos discursos, vuestros falsos dogmas, vuestro orden y vuestras normas. Miles de ciudadanos en toda Europa comenzamos a despertar. Ya no queremos ser vuestros esclavos. Se acabó vuestro tiempo. El tiempo de las alternancias. Comienza el nuestro.. el de la alternativa.

                            

Sentimos vuestro nerviosismo. Pronto se convertirá en miedo. Y más tarde en pánico. Se os acabó el chollo. Ha llegado el momento del cambio. Nuestro momento.

 

 

Posted in AnilloSolidario, Europa, Spanish Revolution | 1 Comment »

Simplemente… ¡No!

Posted by Joseca en 20/04/2011

Es curioso, por no decir obsceno, que al mismo tiempo que se congelan pensiones, se pide moderación salarial, se recortan servicios públicos esenciales, se flexibiliza y abarata el despido, se proponen reducciones de plantiilla o se incrementa la presión fiscal mediante la elevación de los tipos de los impuestos indirectos, las grandes firmas exhiban indecorosamente sus multimillonarios beneficios y repartan graciosamente bonos entre sus altos directivos o que la Banca se declare vencedora de la crisis y demuestre que el hecho de ser responsables directos de la misma no sólo no les ha supuesto un problema sino que ha sido el remedo a todos sus males.

En un escenario donde las diferencias salariales entre los altos directivos y el resto de trabajadores son escandalosas, donde el fraude fiscal y un deleznable sistema tributario priva al Estado de unos ingresos que en derecho le corresponden y que hoy en día se hacen aún más necesarios y donde las izquierdas deambulan huérfanas de discurso en tanto la derecha acrece sobre la nada, yo me pregunto…

¿Dónde quedaron aquellas grandilocuentes declaraciones que defendían un capitalismo con rostro humano y abogaban por la necesidad de refundirlo o que prometían controlar los mercados financieros? ¿Qué medidas se han adoptado para eliminar los paraísos fiscales? ¿Cuándo se tiene pensado procesar a los culpables de semejante desfalco? Y sobretodo, ¿que hacemos nosotros, ciudadanos europeos, para reivindicar otro modo de hacer política y economía? ¿Acaso nos estamos volviendo todos locos o quizás demasiados cuerdos? ¿A qué se debe nuestra mirada indiferente? ¿Hay falta de información o, lo que es peor, una claudicación vergonzante ante una realidad que parece ingobernable y dictada por Instituciones al servicio de hombres sin rostro? ¿Son los pueblos griego o islandés el ejemplo a seguir o meros irresponsables como nos quieren hacer creer? ¿Nos gusta más la banqueta y la banca que la cacerolada?. La lluvia de dogmas económicos, medidas de ajuste y rescates que no son sino chantajes a unos Gobiernos que no estuvieron a la altura y asumieron una deuda que no era suya, ¿son simplemente humo para invisibilizar el lugar en el que se originó del fuego?

Asistimos desde hace años a un gran teatro en el que nosotros somos unas simples marionetas. Lo que me preocupa no es que desconozcamos ésta nuestra naturaleza, sino que la asumamos e incluso que la reivindiquemos. La sociedad civil europea debe volver a repirar, respirar indignidad, respirar rebeldía… respirar sencillamente humanidad. Demasiado tiempo dormida si no muerta y demasiado tiempo aquietándose a un modelo del que siendo ciertamente privilegiados, no dejamos de ser tuertos en un mundo de ciegos.

Es hora de levantarse, de gritar, de sollozar si se quiere, pero sobretodo de exigir. Porque no es sólo nuestro derecho. Es también y antetodo nuestro deber. Y mientras no entendamos que la crisis económica que se vive no es un mero fenómeno natural sino que tiene causas muy concretas y responsables muy directos, seguiremos mirándonos los pies mientras nos escupen desde el cielo… ¿estamos dispuestos a seguir mojándonos?

Vayamos construyendo una red de CIUDADANOS que se informen, que piensen, que actúen. Vayamos ganando espacios y generando debates sobre esas “verdades” que no son tales. No asumamos su lenguaje, no permitamos que desprecien nuestra fuerza. Es hora de levantarse y decir BASTA. Pero BASTA de verdad. Y decir NO. ¡Simplemente NO!

Posted in AnilloSolidario, Crisis, Europa | 11 Comments »

Hipócritas

Posted by Joseca en 26/05/2010

Si la viñeta de la anterior entrada no tenía precio, la intervención el pasado 5 de mayo ante el Parlamento Europeo de Daniel Cohn-Bendit (Los Verdes) en defensa de Grecia vale su peso en oro.

Siéntense, pónganse cómodos y disfruten con uno de los mejores discursos de los últimos años. Lamentablemente, es una isla en medio del océnano de los políticos hipócritas que dicen gobernar Europa.

Gracias Yolanda por recordármelo.

Posted in AnilloSolidario, Crisis, Europa | 1 Comment »

Las mentiras de los amos de Europa

Posted by Joseca en 14/05/2010

Tal noche como ésta uno podría sentarse delante de su portátil y escupir en forma de insultos toda suerte de maldiciones bíblicas y macabros anatemas. El cuerpo te pide destinar la retahíla de imprecaciones en primer lugar al hombre del talante, a ese que lo mismo glosa una obviedad que transforma su inane programa político en una campaña de cejas arqueadas y sonrisas con gemelos.

Lo que ocurre es que cuando la inicial amargura va diluyéndose y concedes un espacio a la reflexión, adviertes que Rodríguez no es más que una polichinela en manos de aquellos que durante tantos años han dictado las reglas del capitalismo del casino. Entonces, al tiempo que el aborrecimiento por el Presidente se transforma en una pelada ojeriza, las execraciones toman la forma de adoquín griego y te planteas el por qué no proyectarlas sobre las marmóreas sedes de aquéllos que, sin atisbar adelgazamiento ninguno de sus inmaculadas cuentas bancarias, eran objeto de agasajos presidenciales en forma de saneamientos y rescates varios. Porque esos son los que, mientras disfrutan de sus yates y sus lujosas residencias de verano, transforman como doctos alquimistas el vil metal del trabajo ajeno en el oro propio del capital transfronterizo. Las reformas anunciadas ayer por el Jefe del Ejecutivo español no son sino el trasunto económico del poder político de estos ladrones de guante blanco y corbata de seda, una influencia que condiciona a los Gobiernos nacionales y que marca desde hace décadas sus políticas económicas y sociales. Es por ello que las medidas en España son análogas a las que han adoptado o están por adoptar las autoridades griegas, las portuguesas, las irlandesas o las francesas: en el fondo todas ellas beben de la misma fuente ideológica de la que manan las aguas amargas que empapan los principios y la normativa aprobada por las Instituciones de la Unión Europea y que impulsan aquellos predadores desde organismos como el FMI, el BM o la OCM.

Ayer Rodríguez asumió, si no lo había hecho ya, la preeminencia de los mercados financieros sobre el Estado y la ciudadanía. Él no decide, ejecuta órdenes. Se creyó Luis XIV y terminó siendo su sastre. Si fuera más leído sabría que ya en diciembre de 1997 Ignacio Ramonet, en su celebérrimo “Desarmar los mercados financieros”, advertía:

El desarme del poder financiero debe convertirse en un interés cívico de primera magnitud, si se quiere evitar que el mundo del próximo siglo se transforme en una jungla donde los predadores impongan su ley”.

Lamentablemente, el no haberlo hecho ha provocado la crisis actual y está permitiendo una nueva vuelta de tuerca que amenaza con socavar, definitivamente, los cimientos del Estado del Bienestar en toda Europa. Y es que el escenario actual demuestra que la Ley, lejos de ser la expresión de la voluntad popular, es la manifestación del poder financiero.

Ciñéndonos a la comparecencia de ayer, el Presidente español tuvo la gentileza  de taladrar un agujero, uno más, en el cinturón de las clases populares, haciendo suyo el dogma de que programas de ajuste como el que presentó son necesarios en países como España, dado que su excesivo déficit y  profusa deuda pública constituyen obstáculos insalvables para lograr la ansiada recuperación económica. Esta idea pertenece a un campo teórico que encuentra la explicación a las elevadas tasas de desempleo en las presuntas rigideces de sus mercados laborales y en la teórica insostenibilidad del sistema público de pensiones el cimiento en el que basar la hipotética quiebra del Estado del Bienestar. Así es que no sueñen con que éste ha sido un episodio aislado. Con toda seguridad en breve tiempo se transformará en una pesadilla que acompañará las medidas anunciadas ayer con otras tendentes al abaratamiento del despido y a la transferencia de esa gran tarta del ahorro colectivo e intergeneracional que es el sistema público de pensiones al sector privado.

Lo cierto es que, frente a lo que se piensa y se dice, ninguna de las presuntas “verdades” neoliberales goza de evidencia empírica: crisis antecedentes de similar gravedad (estúdiese como la Administración Roosevelt hizo frente a la Gran Depresión en EE.UU. o como operó el denominado Plan Marshall en la Europa de la posguerra) se resolvieron con una intervención pública masiva para crear empleo, ingentes inversiones públicas en infraestructuras, la aparición de bancas de tal naturaleza y el incremento de la masa salarial de los trabajadores, lo que provocó la minoración del desempleo, el acceso al crédito, la activación de la actividad económica y el crecimiento de la demanda debido una mayor capacidad de consumo. El déficit fue enjugado a lo largo de varios años y fue matizado con la subida de impuestos a las clases más pudientes. Lo que proponen los tercos defensores del neoliberalismo es justamente lo contrario, desconociendo que precisamente la llamada edad dorada del capitalismo tuvo lugar tras la implementación de aquellas medidas y fue diluyéndose a partir de los años 80 cuando comenzaron a desarrollarse las políticas defendidas por ellos. Un ejemplo de las perniciosas consecuencias de las medidas que se pretenden emplear en los países del sur de Europa puede encontrarse en Letonia, que desde hace dos años las aplica con el fin de integrarse en la Unión Europea.

Por otra parte, los datos actuales de países como Grecia o España desmienten las críticas antes reproducidas. Su déficit ni es estructural ni ha sido provocado por la exhuberancia del gasto público, sino que tiene su origen, en una gran medida, en la caída en la recaudación de los ingresos. Ambos países han conocido de un crecimiento económico en los últimos diez o quince años superior a la media de la Unión Europea y tienen un gasto público, con relación al PIB, inferior al promedio de la UE-15. Por otra parte, la deuda es similar a la prevista para el 2011 como media de los países de la OCDE y desde luego, menor por ejemplo que la de Japón. En cuanto a los costes laborales, citados frecuentemente como uno de los escollos principales para la competitividad y el crecimiento, las naciones objeto de los ataques especulativos son precisamente las que tienen uno de los niveles salariales más bajos de la UE-15. Por lo que se refiere al sistema público de pensiones, me remito a lo que expuse en la entrada que publiqué el pasado 23 de febrero: “Contra el pensionazo”. Curiosamente, y como ya expuse en un comentario a esta entrada, España tiene, respecto del resto de los países de la OCDE, uno de los porcentajes más bajos de empleados públicos respecto de su fuerza laboral: mientras que la media se sitúa en el 14,3 %, España por ejemplo se sitúa en el 13%. Curiosamente los países en los que las cotas de bienestar alcanzan los niveles más altos (Noruega, Suecia, Francia, Finlandia…) el porcentaje se sitúa por encima del 20%. Otra cuestión es la distribución de dichos recursos humanos entre las diferentes administraciones. Lamentablemente, no quedan ahí los parecidos: son también los países en los que los índices de evasión fiscal y economía sumergida son mayores y en los que los beneficios empresariales y de la banca son más altos. Finalmente, en ellos se ofrece la mayor polarización de las rentas.

No pretendo aburrirles con datos, análisis y comparaciones de mayor calado, que podrían hacerse. Para ello les remito a los lúcidos artículos que escribe Vincenç Navarro en su blog. Tan sólo he pretendido poner de manifiesto que estas sociedades del pensamiento único –diría yo más del pensamiento cero- nos regalan argumentos falaces y nos venden hechos que no son tales. Ha llegado la hora de que la izquierda, lejos de asumir un lenguaje y una política que no le son propios, materialice una propuesta alternativa a la crisis que tenga como vectores tres puntos principales:

1.- La estimulación de la demanda mediante el incremento de la capacidad adquisitiva de las clases populares y la inversión pública en infraestructuras.

2.- La reforma del sistema impositivo construyendo un modelo verdaderamente progresivo, con una actuación decidida contra el empleo de las fórmulas legales o paralegales que facilitan la evasión fiscal, incrementando de ese modo los ingresos del Estado.

3.- Intervención pública para garantizar el acceso al crédito mediante la creación de una banca pública.

Naturalmente, la puesta en práctica de este paquete obligaría previamente a desatar el auténtico nudo gordiano de la crisis: el control de los mercados financieros. Dicho queda. Otra cosa es que los millones de Rodríguez que hay en este santo país se caigan del guindo y tengan la convicción y la fuerza necesaria para llevarlo a cabo. Y mientras tanto, el gobierno aún no sabe que hacer con los que más ganan.

Enternecedor.

Posted in AnilloSolidario, Crisis, Derechos sociales y económicos, España, Europa | 1 Comment »

Criminalizando al inmigrante

Posted by Joseca en 09/02/2010

Un día más. Un día más en el que la xenofobia, o más bien la aporofobia, secuestra titulares y adopta la forma de norma o proyecto de tal.

Si hace unas semanas el primer ministro italiano identificaba inmigración y criminalidad, ayer el gobierno francés presentaba su peregrino plan para impulsar la identidad francesa, retomando entre otras la idea del contrato social que habrían de firmar los migrantes. Finalmente, esta tarde la Cadena SER ha difundido la circular 1/2010 de la Comisaría General de Extranjería y Fronteras mediante la que, según reconoce el propio Sindicato Unificado de Policía, “se retrocede en materia de respeto a los derechos civiles de los ciudadanos al periodo constituyente”, tratando “a los inmigrantes como delincuentes”. La aprobación de la Directiva de la Vergüenza de la Unión Europea, la tipificación como delito de la inmigración irregular en suelo italiano o la recién aprobada Ley de Extranjería en España son sólo otras muestras de un fenómeno creciente en Europa (el de la criminalización del inmigrante), que obedece a una estrategia lúcidamente calculada: la identificación de un chivo expiatorio -el migrante pobre- en el que poder focalizar la frustración de un pueblo acosado por el desempleo.

Frente a esta realidad, los responsables de la crisis económica no han asumido responsabilidad alguna, sin que se haya adoptado medida alguna sobre ellos ni sobre el sistema económico y social que soportan. Antes al contrario, se incide constantemente en destacar la trascendencia de “ordenar” la inmigración, como si de la regulación restrictiva de este fenómeno dependiese la superación del actual marco económico. Se destaca más lo que nos diferencia que lo que nos une, más los teóricos problemas que plantean que los beneficios que supone su presencia entre nosotros. Nadie recuerda ahora que esos mismos inmigrantes que ahora parecen  sobrar, han constituido una mano de obra barata para empresarios codiciosos. Nadie reconoce su aportación económica a los sistemas públicos de Seguridad Social. Nadie, en fin, ha tenido la decencia de agradecerles el cuidado de nuestros ancianos o la limpieza de nuestras casas. Ahora parece que sobran.

Muchos llegaron al denominado primer mundo con el frío y la humedad quebrándoles el  cuerpo y la desesperanza gobernando su corazón, huyendo de la miseria y el hambre, soñando con un futuro ahogado en sus países como consecuencia de unas reglas de comercio internacional absolutamente criminales y de la existencia de unas dictaduras apoyadas y financiadas por las élites gobernantes de Occidente.

Hace un par de años alguien me remitió un correo que exponía parte de las atrocidades que hemos cometido con esos que ahora sólo piden una ínfima parte de todo lo que tendríamos que devolverles, en concreto con los africanos. Desde entonces, no deja de sorprenderme la tenacidad en evitar la llegada de los inmigrantes a nuestros países cuando no son sino el resultado de nuestras correrías coloniales durante varios siglos. ¿Por qué no somos capaces de darnos cuenta que después de tanto tiempo imponiéndoles nuestra cultura y religión, asesinando su presente y explotando sus recursos naturales es normal y natural que acudan a nosotros para recibir tan sólo unas migajas de los que les hemos hurtado? ¿De veras esperamos que permanezcan impasibles mientras en nuestras sociedades vivimos en la opulencia? ¿En serio creemos que quienes les robamos, explotamos y asesinamos durante centenares de años podemos darles lecciones sobre ética y derechos humanos?

Señores dirigentes: ¿Quieren hablar de respeto, de derechos humanos, de tolerancia, de integración? ¿Recuerdan las masacres inglesas en Kenia o los despojos en Rhodesia? ¿Es necesario repasar los libros de historia para que rememoren el latrocinio francés en Dakar o en Costa de Marfil? ¿Y las dictaduras militares de Latinoamérica promovidas por los EE.UU.? ¿O quizás ha de volverse la mirada sobre los campos de concentración alemanes en Namibia? ¿No deberíamos dar explicaciones sobre el apoyo y tolerancia al régimen fanático de Arabia Saudí o sobre los 600.000 muertos en la guerra de ocupación irakí? ¿Es que hemos olvidado las atrocidades belgas en el Congo, las excavaciones portugueses en Angola en busca de oro o las cacerías de esclavos en Mozambique? ¿O quizás ya no importan las miles de vidas palestinas que se llevó por delante Israel con nuestra complicidad? ¿Y los miles de muertos para extraer los diamantes de Sierra Leona?

¿Quieren más ejemplos de la incongruencia y la hipocresía que rezuman este tipo de planteamientos? Léanse las recientes declaraciones de Kevin Rudd, primer ministro de Australia, en la que defiende que “son los inmigrantes, no los australianos, los que deben adaptarse. O lo toman o lo dejan. Estoy harto de que esta nación tenga que preocuparse si estamos ofendiendo a otras culturas o a otros individuos”, proclamando que “éste es nuestro país, nuestra patria y éstas son nuestras costumbres y estilo de vida y permitiremos que disfruten de los nuestro pero cuando dejen de quejarse, de lloriquear y de protestar contra nuestra Bandera, Nuestra lengua, nuestro compromiso nacionalista, Nuestras Creencias Cristianas o Nuestro modo de Vida, le animamos a que aproveche otra de nuestras grandes libertades Australianas, el Derecho a Irse”. ¿Es que ha olvidado el primer ministro que los primeros que no han respetado su historia han sido los propios gobiernos australianos, experimentando y eliminando hasta casi su totalidad a la población indígena que aún habita el continente? Curioso que esos que machacaron a la población indígena hasta casi hacerla desaparecer se conviertan ahora en adalides de la defensa de sus tradiciones. Kevin Rudd debería repasar un poco la historia de su país antes de asumir posicionamientos como ese. ¿Aprendieron sus ascendientes el idioma de aquellos indígenas cuando en nombre del Reino Unido decidieron que ese era un buen lugar para quedarse? ¿Se preguntaron si su Dios ofendía al de aquellas gentes que llevaban miles de años viviendo allí?

Basta ya de leyes indignas, de declaraciones que sólo promueven el odio y la incomprensión, basta de redadas, basta ya de centros de retención, basta de expulsiones… Es necesario un replanteamiento de las políticas económicas y de las relaciones internacionales que permita a esos millones de personas desarrollar una vida mínimamente digna en sus países de origen. Eso y una petición sincera de perdón. Mientras tanto no tenemos derecho alguno a echarles nada en cara.

Claro que parece más fácil repeler los cientos de barcazas de desesperados que llegan a nuestras glamorosas playas… y es que cuando de la supervivencia se trata, siempre es más probable la del que la tiene garantizada que el que lucha a diario por ella. Cuestión de sentido común: optemos por la locura.

Posted in AnilloSolidario, Australia, África, España, Europa, Migración, Racismo y xenofobia | 7 Comments »