El Rincón de Joseca

Otro mundo es posible

Propuesta al movimiento 15M para un consenso de mínimos

Posted by Joseca en 26/05/2011

Una nueva corriente se está abriendo paso entre los acampados. Se busca un consenso de mínimos que evite la dispersión del Movimiento 15M y aglutine en torno a él a la mayor parte de las sensibilidades. Aunque se está trabajando en ello y aún no está definitivamente cerrado ni el consenso ni los mínimos, parece que básicamente la propuesta se centraría en cuatro puntos básicos. Al menos, esos son los que ha planteado la Asamblea General de Acampada Sol reunida el día 25 de mayo:

1/ Reforma electoral encaminada a una democracia más representativa y de proporcionalidad real y con el objetivo adicional de desarrollar mecanismos efectivos de participación ciudadana.

2/ Lucha contra la corrupción mediante normas orientadas a una total transparencia política.

3/ Separación efectiva de los poderes públicos.

4/ Creación de mecanismos de control ciudadano para la exigencia efectiva de responsabilidad política“.

Los que habéis leído entradas anteriores a ésta sabéis de mi posición favorable a alcanzar el consenso de mínimos, pues entiendo que un escenario que no lo contemple provoca que el movimiento pierda fuerza y reduzca eficacia: un número excesivo de propuestas, muchas de ellas no asumibles para una gran parte de la población por razones de índole ideológica, tiene como consecuencia inevitable que el Movimiento pierda mucho del apoyo que hasta ahora recibe y que desde los medios de comunicación no se transmita fielmente cual es el objetivo concreto que se busca.

Sin embargo, entiendo que sería un error asumir la propuesta que os he reproducido porque honestamente creo que pervierte lo que es la esencia del propio Movimiento. Cuando se exige “democracia real ya”, no sólo se está haciendo referencia a una dimensión de la misma (la política), sino a otras que tienen un alcance igual o superior a ésta.  Desde este punto de vista, el afán reformista quedaría cercenado en grado sumo si no se adoptase un Plan de Actuación que contuviese medidas que abarcasen la esfera política, sí, pero también la económica, la financiera y la fiscal. Sólo de ese modo podría tildarse de real la democracia exigida. Es por ello que el citado consenso de mínimos debería comprender, desde mi humilde opinión, los siguientes campos:

I.- Reforma política:

– Implementación de un sistema proporcional puro basado en la circunscripción única, reforma del Senado a fin de que funcione como una auténtica cámara de representación territorial e introducción de las listas abiertas para las elecciones al Congreso de los Diputados.

– Potenciación del referéndum y de las consultas vinculantes a la ciudadanía mediante la potenciación de las TIC en el ámbito de las Administraciones Públicas.

– Eliminación de la llamada pensión parlamentaria que abona la diferencia entre el límite de pensión máxima y la pensión percibida por el parlamentario cuando éste permanece en el cargo 7 años y de la indemnización por cesantía en su ejercicio.

II.- Reforma económica y financiera:

Intervención pública para garantizar el acceso al crédito mediante la creación de una banca pública.

– Derogación del Reglamento sobre la Ley de Prevención del Fraude Fiscal en cuya Disposición final tercera permite que los altos cargos de las entidades financieras pudiesen tributar al tipo reducido del 18% en el IRPF por los rendimientos de sus rentas mobiliarias, así como por las compras de bonos, células, obligaciones e incluso por los préstamos que consigan de la entidad o que realicen a ésta o a sus participadas.

– Aprobación de un Estatuto sobre responsabilidades bancarias

 3.- Reforma fiscal:

 – Tributación de las SICAV al tipo ordinario del 18%, reestablecimiento del Impuesto de Patrimonio y eliminación de desgravaciones por la concertación de planes de pensiones privados.

– Reducción de los tipos impositivos para trabajadores con rentas bajas, autónomos y pequeños empresarios y elevación para grandes empresas y multinacionales. 

– Persecución del fraude fiscal y de la economía sumergida.

Podrían plantearse lógicamente más reformas, pero entiendo que éstas son las indispensables para que el cambio exigido por el Movimiento 15M comience a ser posible. Por otra parte, son propuestas muy concretas, prácticamente si contenido ideológico y que alcanzan a los ámbitos mínimos sobre los que ha de operarse si se quiere poder hablar de DEMOCRACIA en sentido amplio.

La adopción de este consenso no puede quedar reducido, es evidente, a la Acampada de Sol, sino que debería ser asumido por las acampadas que se dan cita en el resto del territorio español, a través de su aprobación en las Asambleas correspondientes. Para ello es menester que la coordinación entre ellas se potencie, cuestión ésta en la que ya se está trabajando. Por último, el movimiento no puede darse por satisfecho con su mera formulación: es necesario que se ejecuten acciones coordinadas para la defensa y exigencia de las citadas reformas. Para ello, quizás fuera recomendable volver a conceder protagonismo a la Plataforma “Democracia Real Ya”, a fin de que concrete las mismas. La celebración de una manifestación unitaria en todo el territorio nacional para lograr tal fin y la remisión de la Propuesta de Reforma del Sistema a los diferentes partidos políticos, a las principales entidades ciudadanas y al Defensor del Pueblo podrían ser algunas de las acciones a llevar a cabo.

Un último apunte: el planteamiento de una Propuesta como ésta tan ambiciosa no supone la eliminación de las propuestas micro políticas de ámbito local tales como la aprobación de ordenanzas y reglamentos municipales que potencie la participación ciudadana en la gestión y control de los gobiernos locales. Las Asambleas Populares de los Barrios canalizarían esas demandas mientras que la Propuesta de Reforma del Sistema se residenciaría, como he expuesto, en la propia Plataforma “Democracia Real Ya”. 

De ese modo se acometería una propuesta de revisión global del sistema, tanto de las grandes políticas de Estado como de la propia Administración Local -la más cercana al ciudadano- que gozaría presuntamente de un gran apoyo ciudadano y cuya concreción obligaría al poder público a manifestarse a favor o en contra de la misma.

Ésta es mi propuesta y éstas son mis razones. Esperemos que en todo caso la estrategia marcada por las diferentes Acampadas sea la acertada porque el momento actual es sin duda de una trascendencia sin precedentes para que el Movimiento se consolide y gane espacios en la lucha que mantenemos o se disuelva sin haber logrado ninguno de sus fines.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: