El Rincón de Joseca

Otro mundo es posible

De las elecciones y otras hierbas

Posted by Joseca en 23/05/2011

Pienso, luego estorbo”. Así rezaba una de las incontables pancartas que se paseaban orgullosas ayer por la renombrada “Plaza SOLución”. Mientras el silencio enarbolaba su bandera por Ferraz y en Génova se escuchaba el significativo “esto es democracia, no lo de Sol”, los indignados reflexionaban en voz baja sobre los resultados electorales y la estrategia a seguir tras los comicios celebrados este domingo.

La victoria del Partido Popular es incontestable y las felicitaciones obligadas. Como también lo es la abultada derrota del autodenominado Partido Socialista Obrero Español, el leve ascenso de Izquierda Unida y las irrupciones de UPyD y BILDU. Pero más allá del análisis que cabe efectuar sobre las cotas de poder que alcanzan o pierden cada uno de los partidos políticos, existen datos que conviene destacar para no desvirtuar el mensaje que en forma de voto o no voto ha transmitido la sociedad a los que dicen ser nuestros representantes.

El primero de ello es, una vez más, la alta abstención. Más de 12 millones de personas no ejercieron su derecho al voto, lo que les convierte, paradójicamente, en la primera fuerza del país, cuestión ésta convenientemente ocultada por los medios de comunicación. Cierto que las razones por las que un elector decide abstenerse son variadas, pero en la mayor parte de ellas fluye una sensación de hartazgo hacia la clase política innegable. Una sobredosis de hastío que posiblemente también concurra en el millón de papeletas nulas o en blanco. Ese 37% del cuerpo electoral que ha decidido no votar o hacerlo en blanco o con voto nulo debería ser una incómoda y sonora bofetada en la mejilla de nuestros “representantes” políticos, pero lejos de eso, pareciera una simple caricia de la que apenas se advierte su significado. Con el respeto que merece cualquier opción personal en este campo, no puedo por menos que llamar la atención sobre lo que significaría que apenas la mitad de los electores que han adoptado este tipo de posturas decidiese acudir a las urnas y votar aunque sea a partidos minoritarios. Una reflexión entiendo que necesaria y que podría suponer un auténtico vuelco en muchas de las perspectivas que tienen los adalides del bipartidismo en España.

Un segundo aspecto que debe ser estudiado es la identificación del votante con un partido político concreto, obviando cánceres tan notables como los episodios de corrupción que puedan afectar a sus líderes. Casos como los de Valencia o Baleares merecerían un estudio sociológico de calado, pues reflejan como la gangrena de la corrupción más allá de suponer una rémora para el afectado es un sostén o un acicate para su reelección. Cuando el pueblo vota a pesar de esta realidad a los numerosos imputados que se incluyeron en las listas de los partidos políticos, están validando precisamente dicha actitud. Es por ello urgente hacer un ejercicio de pedagogía política en la ciudadanía para corregir esta tendencia. Sirvan también estas líneas para mostrar mi asombro sobre lo fácil que es dar saltos electorales sin apenas crecer en número de votos ni plantear alternativas de gobierno. Los resultados del Partido Popular llaman poderosamente la razón porque están fundamentados no tanto en sus propuestas programáticas sino en un “laissez faire, laissez passer” que de momento da sus frutos. Mal haría empero la derecha en delegar su acceso a La Moncloa en la fidelidad “incorruptible” de sus votantes y en la abstención de los contrincantes. A un aspirante a gobernante debe exigírsele más, y ese es un mensaje que debería calar sobretodo en su electorado más crítico.

Las dos consideraciones expuestas tienen como destinatario al ciudadano. Pero hay otras que han de tener por objeto a los propios partidos políticos. Sin duda, la más trascendente es la que afecta al PSOE: Es ciertamente enternecedor, por no emplear un epíteto más sonoro, el análisis de urgencia que se ha hecho desde la Ejecutiva Nacional achacando de forma genérica los resultados electores a la crisis económica. Me recordó sobremanera cuando en el año 2004 el Partido Popular culpó al tristemente recordado atentado del 11-M de su derrota en las elecciones generales de dicho año. Entonces muchos afirmamos que la razón no había que localizarse en el atentado en sí, sino en la gestión que del mismo hizo el Gobierno. Hoy el escenario evidentemente no es el mismo y el Gobierno tampoco. Pero el razonamiento es similar: la debacle socialista tiene como origen más el modo en que la ha enfrentado que la crisis misma. Su negación en un principio y el viraje absoluto en un momento dado a la hora de combatirla ha dejado huérfanos de fundamentos a los que hasta entonces defendían, desde una óptica progresista, la gestión de José Luis Rodríguez Zapatero. El PSOE debe abandonar un lenguaje y unas políticas que no le son propias. Hasta en tanto no se reconcilie con sus siglas y asuma que el ciudadano prefiere que las políticas de corte neoliberal las ejecute quien las promueve desde el convencimiento y no desde la necesidad, el PSOE navegará por ese mar proceloso de la indigencia intelectual e ideológica, careciendo de atractivo para una gran parte de su electorado que se siente traicionado por él. No basta por tanto con un cambio en los rostros que dirigen el partido, ha de revisarse el programa y los valores en los que se basa para construir una verdadera alternativa de poder al Partido Popular.

Mención especial merece también Izquierda Unida, que a pesar de crecer en número de votos y concejales no lo hace de la manera que tendría que hacerlo visto el descalabro socialista. Cierto que las urgencias y las exigencias de este partido no son las mismas que las de los dos grandes, pero cometería un error imperdonable si se quedara satisfecho con el botín recogido y no advirtiera las monedas que se le han ido escapando de la bolsa por el camino. Es evidente que no ha sabido recoger el descontento manifestado por los ciudadanos alrededor del llamado movimiento 15-M y la conclusión se me hace bastante evidente: IU, si quiere volver a ser aquella fuerza ilusionante y transformadora que un día fue, debe volver a sus orígenes y retomar las calles. Como se afirmaba en la película Pena de Muerte, se ha institucionalizado y ha perdido la frescura de los años 90. Frescura que parece sí tiene el partido de Rosa Díez, una persona que pese a no terminar de convencerme ha de reconocerse que ha sabido encauzar parte del descontento de la ciudadanía, tanto la situada en el margen derecho como la que se localiza en el izquierdo.

Por último, no es posible concluir esta breve reflexión sin un aplauso, sentido y merecido, a todos los ciudadanos que se han manifestado y se manifiestan exigiendo democracia real en España y en otras ciudades del mundo. Comparto con Ignacio Escolar alguno de los peros que pueden hacérsele a “Sol”, pero con todos los errores que podamos estar cometiendo, la luz que irradia DRY sólo es comparable a las tinieblas en las que se mueven los partidos políticos. Un movimiento como éste, tan incipiente y tan horizontal, es lógico que cometa deslices, pero éstos son, a mi juicio, superados con creces con el aldabonazo que ha supuesto en miles de jóvenes y no tan jóvenes. Los lemas que pueden leerse -por millares- en la Puerta del Sol de Madrid son algo más que rúbricas, son señales de que hay algo que no funciona y lo que es mejor, que hay personas, más de las que creemos, con ansían por cambiarlo. También el movimiento debe reflexionar y plantear una estrategia inteligente, pues se le va a exigir más que a nadie y sus errores serán convenientemente acrecidos. Desde este punto de vista, me atrevo a hacer una sugerencia: creo que las acampadas, tal y como están establecidas, es necesario levantarlas, más pronto que tarde. Siempre es preferible modificar determinados status quo desde la óptica del éxito que desde el prisma del fracaso. Eso, no obstante, no significa que todo concluya ahí. Antes al contrario, éste es solo el comienzo de un movimiento ciudadano que debe ganar en estructura, organización y flexibilidad. En este sentido la idea que comienza a abrirse de paso, de descentralizar en los barrios la elaboración de propuestas, es oportuna. En Sol debería quedar una simple representación a través de las cuales se canalizasen y coordinasen las actividades, concentraciones y toma de decisiones que se adoptasen en los diferentes puntos de encuentro que se creasen. Un último apunte con relación a DRY: se hace necesario igualmente no diluirse en un mar de propuestas que confundiese al movimiento con el programa difuso de un partido político. Con independencia de que aquéllas se ordenen y canalicen hacia donde corresponda, deberían aunarse todos los esfuerzos para acometer una sola de ellas. Y una vez lograda, a por la siguiente. Y así sucesivamente. Y todas ellas, con un contenido muy concreto y con plazos marcados. Posiblemente la primera de ellas sea la reforma electoral y la segunda, la reforma del sistema financiero. Plantear mil y unas reformas de forma simultánea no es ni eficaz ni viable. Dicho lo cual, seguiré colaborando con DRY desde la Comisión Legal siempre que me lo pidan y aportando toda mi ilusión a este proyecto colectivo que, sinceramente, es de lo más hermoso que me he encontrado en mi vida.

¡DEMOCRACIA REAL YA!

4 comentarios to “De las elecciones y otras hierbas”

  1. En mi pueblo, Alcalá de Henares (205.000 habitantes) PP y PSOE han perdido dos concejales cada uno. Izquierda Unida sin embargo ha ganado un concejal. Y… Adivinen quien ha irrumpido como un elefante en una cacharrería.
    UPyD = 2
    ESPAÑA 2000 = 1

    Ahora indíquen cuál es el dato terrible de todo lo que acabo de indicar.

  2. Anónimo said

    […] […]

  3. JAHL said

    Para resultado chungo este: http://www.publico.es/especial/elecciones-2011/resultados/municipales/45/161/sesena

  4. […] o previsible votante del PSOE es el más autocrítico, de ahí su resultado electoral. Como bien dice Joseca que el […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: