El Rincón de Joseca

Otro mundo es posible

Lo que el proceso esconde

Posted by Joseca en 13/04/2010

Es incómodo. Y lo sabe. Demasiados callos pisados y muchas heridas abiertas. Baltasar Garzón es un juez al que acusan de cierto exhibicionismo, pero si alguna característica jalona su trayectoria es la valentía a la hora de afrontar los casos que ha instruido. Narcotráfico, terrorismo, fondos reservados, justicia universal, corrupción política… el magistrado ha navegado por aguas procelosas y hasta ahora habían resultado infructuosas las tentativas por apartarle de la carrera judicial. Sin embargo, su deambular jurídico por “el jardín secreto del franquismo” ha logrado engrasar una maquinaria que desde hace tiempo viene amenazando con llegar a la última estación.

El procesamiento a Garzón ha generado un debate en el que se dan cita sensibilidades de todo orden y que tiene como cardinal consecuencia el encuentro de la sociedad española con su pasado más reciente, un pasado que hasta el momento constituía el gran tabú de nuestra joven democracia. Ese es el primer y más importante éxito de la instrucción de Garzón y así se reconocerá, tarde o temprano, por los analistas que en un futuro estudien lo que está aconteciendo estos días.

No obstante, precisamente porque en él concurren, funden y confunden las dimensiones jurídica, política y social, es menester distinguir estos ámbitos a fin de poder trasladar conceptos claros a la ciudadanía.

Desde el punto de vista estrictamente jurídico, no puede reputarse más que de endeble la postura que defiende que el juez ha cometido un delito de prevaricación. La posición de la Fiscalía, de algunos magistrados, de juristas internacionales de reconocido prestigio y de catedráticos en Derecho Penal sobre la ausencia de validez jurídica de la denominada Ley de Amnistía es un dato que revela que el criterio de Garzón -se comparta o no- es defendible en Derecho, requisito éste que impide considerar, según la doctrina del propio Tribunal Supremo, la comisión del delito de prevaricación. Ello sin perjuicio de la valoración que cabe realizar sobre los autos del Juez Varela -tan extensos en la apreciación de la intencionalidad de su compañero como huérfanos de fundamento legal- o sobre la discutible competencia de Baltazar Garzón para centralizar la búsqueda de los desaparecidos.

Políticamente, el magistrado de la Audiencia Nacional ha logrado poner en evidencia la Ley 52/2007, de 26 de diciembre, por la que se reconocen y amplían derechos y se establecen medidas a favor de quienes padecieron persecución o violencia durante la guerra civil y la dictadura, una Ley que fue aprobada con los votos de las componendas y sin financiación, tal y como vienen denunciando desde hace tiempo las Asociaciones para la recuperación de la Memoria Histórica. Por otra parte, la más que probable admisión en Argentina de una querella basada en el principio de justicia universal patentiza la fragilidad de un sistema político, el nuestro, que desde hace más de treinta años se muestra incapaz de juzgar los crímenes cometidos por el Estado durante el anterior régimen. El caso abierto por Garzón es una bofetada por tanto no sólo a los sectores más conservadores sino también y sobretodo a un Gobierno que por hacerse permeable a determinadas presiones a la hora de aprobar la Ley de Memoria Histórica ha visto como ésta se le vuelve en contra.

Finalmente, la actuación jurisdiccional de Baltasar Garzón y su posterior encausamiento ha puesto de manifiesto la ausencia de reconocimiento jurídico y de justicia social para con las innumerables víctimas de la dictadura franquista. En nuestro país aún yacen bajo las cunetas más de ciento treinta mil desaparecidos. Otros tantos fueron condenados a cárcel después de padecer un juicio sin las más mínimas garantías procesales. Muchos fueron arrancados de sus padres sin ningún tipo de humanidad. Todos ellos merecen una reparación que les ha sido negada sistemáticamente y que la actividad de Garzón parecía querer otorgar. De ahí que el juicio al magistrado no sea un proceso penal más: es y será la clave histórica que permitirá concluir si España fue capaz de enfrentarse con su pasado y dignificar tanto sufrimiento silente o si volvió a apostar, esta vez parece que de forma definitiva, por un olvido cómplice que a modo de cruel cerrojo impide abrir la puerta de su particular Sala de los Horrores.

5 comentarios to “Lo que el proceso esconde”

  1. Echaba en falta un artículo tan categórico como este sobre este tema, Joseca.

    Enhorabuena

  2. Manu said

    Joseca, te doy la enhorabuena y te felicito por tu artículo. En un día como hoy 14 de abril del año 2010 hacia falta, y eso que parece que no estamos en el siglo XXI, despues de los ecos, que se escuchan estos días desde las catacumbas. Nuestro pais es asi, o quieren algunos que sea así, un pais que sufrio un golpe de estado y una feroz guerra civil, seguidos de 40 años de dictadura militar castradora. Luego, vivió una transición a la democracia como manto reparador y manta ocultadora, y una tardía explosión economica enraizada en la caspa y el fango. Ahora llevan a un magistrado a juicio, por investigar aquel franquismo oscuro, por que otro magistrado instructor (ahíto de presunta vendetta)y con el beneplacito de tribunales superiores, presta oídos a organizaciones ultraderechistas vinculadas, precisamente, a los asesinos a los que se pretendia juzgar. Pero hay que tener esperanza, no se dan cuenta que con estas acciones, estan despertando al ciudadano normal de la modorra en la que nos sume la sociedad en la que vivimos y ya muchos sueñan con una cerilla y una lata de gasolina (Millenium-Stieg Larsson), como gota de azahar apaciguadora de la expedita autojusticia.En esta España nuestra (por que tambien es nuestra) de relajamiento ético, ciudadanos anónimos caminan con sus historias de atropellos impunes, ideando cómo canalizar su cólera y con un mechero en el bolsillo. Ningun poder deberia subestimar el hartazgo social, como ha demostrado la historia. Páginas torcidas de un libro vivido aguardan regeneración y desenlaces limpios. En fin, hoy, ante el 79 aniversario de la Segunda Republica, y desde este espacio que me brindas, quiero recordar a la tan denostada Republica y recordar que ademas de errores y muchos tambien tuvo muchos logros, que supusieron avances sociales, científicos e intelectuales, y que gracias a ella se reconocio el voto de la mujer, se legalizo el divorcio y el aborto, derechos pioneros en Europa en aquella epoca, se solucionó el problema de las autonomías, en cinco años de Republica se construyeron más colegios que en 200 años, estabamos a la cabeza de Europa en temas cientificos y socioculturales, donde Einstein, Curie y otros cientificos de fama mundial , venian a dar conferencias, por no hablar de nuestros genios reconocidos en el mundo entero, Picasso, Machado, García Lorca, Miguel Hernandez, Luis Buñuel, Severo Ochoa, ect.(los que se quedaron los asesinaron y el resto se tuvo que exiliar). Tambien, recordar que la dictadura, acabo con todo esto, sumiendo a nuestro pais en el mayor ostracismo de la historia y a los 35 años de la muerte del carnicero, todavia siguen impunes sus crimenes, asesinatos y expoliaciones y se nos exige silencio. Tenemos que seguir adelante y no callar.
    Manu

  3. Joseca said

    Muchas gracias a los dos. ¿Sabéis lo más curioso de todo y que me exponía una amiga ayer? Que por fin en España, después de cuarenta años, alguien se va a sentar en el banquillo de los acusados por el franquismo. El problema es que ese alguien es el único que ha tenido huevos de intentar investigar sus crímenes. Toda una paradoja.

  4. […] comentarios y referencias Joseca en Lo que el proceso escondeManu en Lo que el proceso escondeJuan Pedro Peña en Lo que el proceso escondeManu en La […]

  5. […] This post was mentioned on Twitter by Juan Pedro Peña. Juan Pedro Peña said: Recomendada lectura: Lo que el Proceso esconde https://rinconjoseca.wordpress.com/2010/04/13/261/ […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: