El Rincón de Joseca

Otro mundo es posible

Esto sólo lo arreglamos sin ellos

Posted by Joseca en 03/03/2010

“Somos gente como tú, y pensamos lo mismo que tú piensas. Y lo que hacemos es lo que tú hubieras hecho en nuestro lugar”.

Así se definen los promotores de la popular campaña “esto sólo lo arreglamos entre todos”. Hipócritas. La campaña, apoyada por las Cámaras de Comercio, está creada y promovida por Telefónica, Iberia, El Corte Inglés, BBVA, Banco Santander, La Caixa, Caja Madrid, Repsol, Cepsa, Endesa, Iberdrola, Red Eléctrica, Mapfre, Renfe, Abertis, Mercadona, Indra y Seopan. 50.000 millones de beneficios en el año 2009 les contemplan. Sí, definitivamente son gente como nosotros.

El lema de la campaña es de por si ya indicador de lo que se pretende: un “esto” que cosifica el problema y le priva de contenido ideológico, un “sólo lo arreglamos” que parece indicar que no existen más alternativas que el actual modelo y un “entre todos” que presupone la asunción del principio de la socialización de las pérdidas y de los esfuerzos que han de acometerse para lograr la recuperación económica.

Tanto la naturaleza de los promotores como el lema son datos suficientemente claros de las intenciones de la campaña: generar la sensación de que el actual marco económico sólo es posible superarlo con la revitalización del consumo y la merma de derechos, aceptando el actual modelo como el único factible.

Tampoco dejan lugar a dudas las “reflexiones” que pueden leerse en el “quienes somos” de la Fundación Confianza, constituida por los promotores para gestionar la iniciativa. Según la Fundación,

A veces se nos olvida que la economía, y la propia vida, tienen ciclos. Hay tiempos de bonanza y tiempos de crisis y hay que adaptarse a cada momento, sacando lo mejor de cada uno en cada circunstancia. Las crisis forman parte del desarrollo de las sociedades y de las personas (…).Después de muchos años de bonanza económica y social, en donde probablemente todos (personas, empresas, estados…) hayamos vivido por encima de las nuestras posibilidades, vivimos ahora una de las mayores crisis de nuestra historia reciente. Una crisis coyuntural y, a la vez, estructural, inédita y global. Pero ni es la primera, ni será la última”.

La conclusión parece evidente: la crisis no tiene carácter excepcional (no es sistémica) y es un periodo que ha de asumirse con naturalidad. La genésis de la crisis no está en el afán especulativo de los bancos ni en el comportamiento de las grandes empresas. Tanto los Estados como nosotros somos responsables igualmente de la misma.

Sinceramente, creo que como dicen en la web de la contracampaña estosololoarreglamossinellos.org, “se ríen de nosotros. Dicen que de esta salimos todos juntos, mientras se revuelcan en sus beneficios. El alto empresariado ha iniciado una ridícula campaña como un recurso más con el que seguir jugando con el trabajador de a pie, con el parado, con el estudiante. Con ese que, al contrario que ellos, sí ha sufrido esta crisis”.

Y es que no deja de ser irónico que sean precisamente los máximos responsables de la crisis los que pretendan que asumamos, mediante un cuidado marketing y casi de forma inconsciente, que su superación sólo podrá tener lugar mediante nuestro “esfuerzo”, lo que, traducido al lenguaje que ellos entienden, conllevará medidas ya anunciadas como el abaratamiento del despido, el aumento de la edad de la jubilación, una mayor precariedad laboral, la congelación de salarios, la reducción del gasto social…

Mientras sus beneficios multimillonarios, sus contratos blindados, sus privilegios fiscales, sus planes de pensiones sigan siendo los que son, lo único que deben encontrar en nosotros es la exigencia de reformas estructurales que calmen la sed de justicia social. Y esas reformas han de comenzar combatiendo la base ideológica que los sustenta como paso previo a reformular un ordenamiento jurídico pensado por y para ellos.

3 comentarios to “Esto sólo lo arreglamos sin ellos”

  1. Pepe said

    Exacto Joseca, y lo peor es el mensaje de consume, consume, consume…, estos últimos dos años han sido horribles para la mayoría de nosotros, algunos como yo aun con suerte de tener un buen trabajo, pero con la carga de tener que pagar unos cuantos créditos por intentar que algún hermano sin tanta suerte no perdiera algo más que su trabajo, y en estas me encuentro que ya no se si entrar en un concurso de acreedores, o dejar de pagar los créditos y tirarme la manta a la cabeza.

    Como el director de la sucursal me decía hace pocos días “(Pepe) tendrías que dejar de pagar esos recibos que tienes con las ONGS, hasta que lleguen mejores tiempos”… “(Pepe), contestó, estoy tentado de meter la nómina en un calcetín debajo de colchón y dejar de pagar vuestros créditos y la crisis provocada por vosotros…. así que no me tientes.”

    Un abrazo.

  2. Pepe said

    Alguna que otra alternativa: Capitalismo: una historia de Amor – Michael Moore

  3. […] bien dice Joseca, los promotores de la campaña son empresas con “50.000 millones de beneficios en el año […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: