El Rincón de Joseca

Otro mundo es posible

Subvencionando la tortura y la muerte

Posted by Joseca en 15/09/2009

Ningún animal será sometido a malos tratos ni actos de crueldad. Si es necesaria la muerte de un animal, ésta debe ser instantánea, indolora y no generadora de angustia”.

Artículo 3 de la Declaración Universal de los Derechos de los Animales

Subvencionado con fondos públicos y dedicado a la Virgencita de la Peña, el Toro de la Vega se ha convertido desde hace tiempo en un paradigma de esas orgías de sangre y muerte callejera que trillan España como si de un azadón medieval se tratara.

Declarada Fiesta de Interés Turístico Regional, esta salvaje y bárbara tradición continúa vigente pese a la oposición de un cada vez mayor número de personas. Este año varios miembros de Igualdad Animal se han desplazado hasta Tordesillas para ofrecer testimonio de la tortura y muerte del toro.

Pese a la prohibición, han podido grabar el lanceamiento del toro. “Luego lo apuntillaron durante cinco minutos y, a continuación, lo taparon con una lona. No conseguían matarlo y el toro se ha revolcado y se ha vuelto a levantar. Ha sido una agonía prolongada“.

Si pincháis en este enlace podéis visionar el video grabado por Igualdad Animal. Los taurinos supongo que disfrutaréis con él. Al resto, os advierto de la crudeza de las imágenes. Entiendo que después de ver este documento cualquier comentario huelga. Es tan evidente la crueldad con la que se trata al morlaco, que ningún adjetivo que pretenda definirlo puede hacer justicia a tamaña brutalidad.

Un ejemplo más y por desgracia no el único de esa desdichada España a la que Federico García Lorca se refería en “La memoria y la sangre”.

8 comentarios to “Subvencionando la tortura y la muerte”

  1. Juanpe said

    Me parece vergonzoso no sólo la actitud de esta panda de Héroes y amantes de las tradicciones, sino la dejadez y falta de valentía a la hora de afrontar este tipo de “actividades”.
    Los partidarios argumentan que es “una fiesta nuestra”. Y yo me pregunto que por qué hablan por mi.
    Y que exista una ley en donde te puede caer una buena por maltratar un perro pero que al mismo tiempo contenga excepciones a otro tipo de matanzas – si, matanzas, llamemos las cosas por su nombre de una vez – bajo la premisa de “bajo la correspondiente autorización” es motivo más que suficiente para llevar a este país ante los tribunales europeos para que, una vez más, nos hagan sacar los colores.

  2. María said

    Verdaderamente increíble, las fotos porque el vídeo soy incapaz de verlo. Me parece difícil creer que personas con una mente normal no se den cuenta de lo cruel que es hacer de esto una fiesta y peor aún, justifiquen actos como estos como algo tradicional de un país. Que país.

  3. Trotalomas said

    Resulta vergonzosa la pasividad de los asistentes y la crueldad de los que asesinan al pobre animal. Pero más deleznable resulta que no se permita acceder a cámaras y periodistas porque, digo yo, si aceptan el dinero público para destinarlo a esos fines, y si llaman cultura a esa aberración, ¿a cuento de qué no querer que se vea en todo el país? Así que ahí deberían meter tijera, pedir responsabilidades y suspender para siempre ese acto deleznable que quieren hacer colar por cultura, algo que no se creen ni ellos.

    Saludos.

  4. Joseca said

    Juanpe, bien sabes tú que hecha la Ley hecha la trampa. Es lamentable que a estas alturas en España aún se permita este tipo de carnicería. Y sinceramente, no creo que la “Fiesta Nacional” ni las fiestecillas populares de este tipo tenga tanto apoyo popular como se dice.

    Sí, María, que país. Un país que lo mismo tira a una cabra por el campanario que asedia y lancea un toro en mitad del campo o que arranca las cabezas de los gansos en una carrera a caballo. Yo siempre he creído que el grado de civilización del ser humano se mide por como trata a los animales.

    Trotalomas, bienvenido. Me acabo de dar una vuelta por tu blog y me ha gustado el tono verde que le imprimes. Y sí, bajo tu indignación das cuenta de la tremenda contradicción de esta gentuza: si tan orgullosos están de su “fiesta” por qué prohiben la entrada a periodistas. Y es que yo creo que hasta ellos mismos se dan cuenta de la brutalidad que comete. Pero como se sienten arropados por el poder público…

  5. Ningún ser vivo está libre de formar parte -como víctimas, se entiende- de aberrantes espectáculos sanguinolentos por los que muestran tanta afición algunos -muchos, demasiados- seres humanos.
    Qué vergüenza.

  6. Joseca said

    El gusto o la simple indiferencia ante el dolor ajeno -sea el provocado a un ser humano o a otro animal- es una de las más notables muestras del envilecimiento al que puede llegar una persona.

    Por desgracia y como señalas son demasiadas las personas que carecen de esa mínima empatía.

    Un saludo.

  7. AY, Joseca, vivo al lado de la plaza de torturas de mi ciudad y estos días festivos me deprimo de forma absoluta. Ver,sentir y escuchar los gritos que preceden a la estocada me deja hecha trizas.
    Cuántas ganas de sangre tienen alguna gente y cómo se confunden al llamarle fiesta.

    Una vergüenza,

    abrazos,

    Marta

  8. Joseca said

    El problema es que es una vergüenza no sólo consentida sino potenciada por el Estado.

    Un beso.

    P.D.: ayer enlacé tu artículo sobre los niños perdidos en la página FB de El Rincón de Joseca y por lo que he leído en los comentarios está dejando huella.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: