El Rincón de Joseca

Otro mundo es posible

Donde el que más tiene menos paga o de un país llamado España

Posted by Joseca en 24/08/2009

Es el mismo Gobierno.

El mismo Gobierno que en un día histórico de junio de 2005 impulsó un acuerdo aprobado por el Congreso de los Diputados mediante el que se concedía una vergonzante amnistía fiscal a las SICAV e impedía su control por parte de los técnicos inspectores de Hacienda.

El mismo Gobierno que en abril de 2008 suprimió el Impuesto del Patrimonio, lo cual ha supuesto una merma en la recaudación del Estado de unos mil ochocientos millones de euros.

El mismo Gobierno que aprobó a finales de 2008 un Reglamento sobre la Ley de Prevención del Fraude Fiscal en cuya Disposición final tercera permitía que los altos cargos de las entidades financieras pudiesen tributar al tipo reducido del 18% en el IRPF por los rendimientos de sus rentas mobiliarias, así como por las compras de bonos, células, obligaciones e incluso por los préstamos que consigan de la entidad o que realicen a ésta o a sus participadas.

El mismo Gobierno que en junio de este año aprobaba una subida del impuesto sobre hidrocarburos y del impuesto sobre las Labores del Tabaco, tributos de naturaleza indirecta que no tienen apenas efectos redistributivos y que gravan más, comparativamente, a las rentas más bajas.

El mismo Gobierno que en esa misma fecha rompía justo antes de votarse un acuerdo con el grupo parlamentario de Izquierda Unida mediante el que se comprometía a modificar la “proporcionalidad” y “redistribución” de los impuestos y hablaba expresamente de revisar la tributación en el IRPF para “los mayores niveles de renta y de patrimonio“.

Es el mismo Gobierno que hace unos días aseguraba, por boca del Ministro de Fomento, que está estudiando “elevar determinados tipos impositivos a las rentas más altas.

Comprenderán ustedes que con los antecedentes descritos poca o nula credibilidad ha de concederse a este anuncio.

Pero es que además el problema reside en su escasa trascendencia recaudatoria, tal y como se reconoce desde el Departamento de Elena Salgado. La recaudación de las rentas altas, es decir de quienes declaran ganar más de 60.000 euros anuales netos, “apenas supone el 3,7% del total del IRPF“, por lo que carecen, como aclaran desde GESTHA, de “potencia recaudatoria“.

Un paso más.

Quizás, y sin quizás, lo que ha de plantearse el Gobierno es una reforma fiscal en profundidad que, exonerada de esos fuegos pirotécnicos tan llamativos como vacuos, incida en aquellos aspectos que suponen, de hecho, una quiebra del principio de justicia material en el ámbito de la Hacienda Pública. Una reforma fiscal que debería pivotar sobre dos realidades: la evasión fiscal y la economía sumergida.

Tal y como denuncia GESTHA, el 86% de las rentas superiores a diez millones de euros (bastante más de 60.000)  no cumplen sus obligaciones fiscales, ni declaraban tampoco el Patrimonio.

Como acertadamente expone Ignacio Escolar,

en España los impuestos son progresivos. Un empleado paga hasta el 43% de sus ingresos. Un empresario paga el 30% de sus beneficios (que no ingresos). Y los ricos muy ricos pagan el 1% a través de una SICAV (Sociedad de Inversión de Capital Variable) (…). En España los impuestos son progresivos: cuanto más tienes, menos pagas. Y así progresivamente”.

La red de compañías patrimoniales, fundaciones, SICAV y demás artimañas creadas al efecto no sólo favorecen la evasión fiscal sino que incluso impiden siquiera conocer los patrimonios personales de las principales fortunas.

Si con este pernicioso modelo fiscal, pensado por y para los que más tienen, convive el hecho de que, como recuerda Rosa María Artal, la economía sumergida en España supone un 23% del PIB (Producto Interior Bruto), unos 208.000 millones de euros, es evidente que la solución no está en incrementar tres puntos el tipo impositivo para aquellas personas que declaren rentas mayores a los 60.000 euros (que por cierto, no son tantas como se piensa): el problema reside en que el propio sistema potencia la corrupción económica y la evasión fiscal. Así de sencillo. Sirva sólo un dato para reflejar lo dicho, extraído de las Memorias de la propia Agencia Tributaria: los empresarios y profesionales declaran una renta anual de 9.400 euros como media, la mitad de la renta media declarada por los asalariados. Es decir, “ganan menos” que los empleados. Sin comentarios.

Tan sólo restituyendo el Impuesto de Patrimonio de los contribuyentes que declaran más de 1,5 millones anuales y reduciendo a la mitad la economía sumergida, el Fisco recaudaría más de 25.000 millones de euros, a los que se deberían sumar otros 13.000 millones provenientes de las cuotas impagadas a la Seguridad Social.

Por otra parte, dado que el Gobierno también ha anunciado -parece que últimamente es lo único que hace- un cambio en el modelo económico en el que van a impulsarse las políticas verdes, podría actuar con coherencia y recoger otras dos propuestas efectuadas por GESTHA: establecer un gravamen a las industrias más contaminantes y deducciones a aquellas empresas que inviertan en sistemas para reducir la contaminación, y restablecer de una tasa a los fabricantes e importadores de bolsas de basura de un solo uso, por resultar altamente contaminantes, de manera que ese canon pueda destinarse a fines de recuperación medioambiental.

Y una vez que han leído las medidas que se han adoptado estos últimos años, lo que el Gobierno está “estudiando”, la realidad impositiva del país y la propuesta que realmente debería acometerse… ¿no tienen la sensación de que alguien nos está tomando el pelo?

9 comentarios to “Donde el que más tiene menos paga o de un país llamado España”

  1. Juan Caro said

    Pagar impuestos en España. Cap I
    “Cuando vaya a la raya la persona destinada para cumplimentar a la novia, quiero que lleve una alhajita pequeña, com un libro de memorias o un estuchito. Que sea bonita y de gusto, y de modo que yo pueda escribir encima o dentro un letrero. Esto se ha de pagar por gastos de boda. Se pedirán a Ballesteros tres millones; de ellos se destinan dos para boda y uno para el bolsillo secreto” Correspondencia personal de Fernando VII poco antes de su cuarto matrimonio.

  2. JOSEPA said

    Estoy de acuerdo con el fondo del artículo, pero me pregunto ¿puede un Gobierno en este mundo globalizado hacer esa reforma fiscal en profundidad que propugnas, que al final se reduce a algo tan justo como que paguen más los que más tienen? Porque, todos lo sabemos, ni aquí ni en ningún país los impuestos no parece que estén pensados para las rentas altas (para los ricos, en terminología tradicional). Ahora bien ¿qué país se puede permitir el lujo de espantar a los únicos que pueden invertir? Por eso, el camino a seguir tiene que empezar por cortar la posibilidad de fuga a los insolidarios, de oponer a una globalización negativa, otra positiva. Yo lanzaría algunas ideas que podrían aprovechar al señor que nos gobierna. Por ejemplo, podría formular propuestas serias en los foros internacionales para acabar con los paraísos fiscales, en lugar de memeces como la cosa esa de la “alianza de civilizaciones? O aprovechar espacios como la reunión del G 20, en la que se no ahorró esfuerzo para participar, para crear conciencia en este sentido. Ciertamente esto no es un deber particular de un gobernante socialista, sino todo gobernante, pues la ética es universal. Pero a quién hay que criticar, hoy por hoy, es a quien tiene la responsabilidad. Además, la incoherencia, la hipocresía, se produce especialmente en quien busca el voto de los desheredados. JOSEPA

  3. deprisa said

    Desgraciadamente sera otro truco de magia que desviara la atencion de todo lo que quiren que veamos…

    Pan y circo, solo que a este paso ni pan.

    Un saludo

  4. Joseca said

    Juan, este Fernando VII, ¿no fue el que al mismo tiempo que al mismo tiempo que cerraba universidades autorizaba de nuevo las corridas de toros? Por lo que se ve, en este caso ética y estética se daban la mano con naturalidad.

    JOSEPA, me alegra que coincidamos en el análisis. Y aunque las medidas que he enumerado al principio del artículo sí son de la exclusiva responsabilidad de este Gobierno, es cierto que el gran problema reside en que tiene las manos como el resto de Gobiernos nacionales: apresadas con los grilletes de una globalización económica que ha establecido unas reglas (o unas no reglas, según se vea) hechas por y para los grandes patrimonios y las grandes corporaciones.

    Ahora bien, aceptada la realidad tal y como es, no podemos… no debemos mirar para otra parte. Hay que denunciar y hay que presionar desde la ciudadanía para que desde los Gobiernos se sientan presionados a plantear alternativas en los foros internacionales.

    No valen falsas impotencias, no valen pasivas equidistancias y no valen genéricas muestras de rechazo. La hipocresía del Presidente del Gobierno en este tema, como en tantos otros, es manifiesta, pero eso no puede hacernos olvidar nuestro deber como ciudadanos y como seres humanos: denunciar el orden social y económico injusto que rige el mundo como paso previo a plantear y a obligar que se planteen alternativas al mismo. Que haberlas, haylas.

    Otro mundo es posible, sí. Y urgente. Y necesario, como recoge un conocido lema altermundista. Posiblemente nunca logremos alcanzar el objetivo, pero como no avanzaremos jamás es conformándonos con el actual estado de cosas.

    Así es que sí, muchas de las medidas deben ser adoptadas desde el plano internacional, y precisamente por eso debemos denunciar con más fuerza este tipo de situaciones.

    Un abrazo.

    Deprisa, como siempre un placer tenerte por aquí. Efectivamente, por lo que parece será otro truco de magia. Y es que parece que conejos para sacarlos de la manga tiene unos cuantos…

  5. […] por jamielb en 27/09/2009 Pregunta: ¿Cuales de estas medidas fiscales del PSOE favorecen a los sectores sociales medios-bajos? Eliminar el impuesto de patrimonio (el 75% de cuya […]

  6. Juan Caro Aguilar said

    Pagar impuestos en España cap 2.
    Joseca, las corridas de toros nunca fueron prohibidas. Este canalla lo que hizo fue compensar el cierre de facultades con la creación de la Escuela de Tauromaquia de Sevilla.
    El actual ministro Manolo Cháves aparte de cobrar su sueldo de ministro recibe una compensación de 46.000€ anuales por el gran sacrificio de haber renunciado a la presidencia andaluza.

  7. […] la edad de jubilación, como ahora parece proponer ese partido que se autodenomina socialista, sino desandar el camino andado en materia fiscal y potenciar la capacidad recaudatoria del Estado, destinando esos mayores recursos al […]

  8. […] sus beneficios multimillonarios, sus contratos blindados, sus privilegios fiscales, sus planes de pensiones sigan siendo los que son, lo único que deben encontrar en nosotros es la […]

  9. […] […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: