El Rincón de Joseca

Otro mundo es posible

Patentando la muerte

Posted by Joseca en 15/06/2009

Hace ocho años el volumen anual de ventas del mercado farmacéutico era de 170.000 millones de dólares. Hoy esa cantidad se ha multiplicado y constituye un montante superior a las ganancias que  proporcionan las telecomunicaciones o la venta de armas. A decir de Jordi Martínez, “una bolsa enorme y muy rentable. Por cada dólar invertido en la fabricación de un fármaco se obtienen mil en el mercado”.

Prosigue señalando el citado Jordi Martínez que

el farmacéutico es uno de los mercados más monopolizados del planeta. Tan sólo 25 corporaciones copan el 50% del total de ventas, porcentaje que se eleva al 60% u 80% en los segmentos más rentables. Las seis principales firmas del sector suman unos ingresos anuales de 20 billones de pesetas. Y hay que añadir más, puesto que todos los grandes grupos farmacéuticos son también potencias de la industria química, biotecnológica o agroquímica”.

Frente a estos números, se alzan otros: todos los años mueren casi 11 millones de niños (es decir, 30.000 niños al día) antes de cumplir 5 años de edad.

La relación entre ambos datos es más directa de lo que parece: según denuncia la ONU,

la mayoría de estos niños viven en países en desarrollo y mueren como resultado de una enfermedad o una combinación de enfermedades que se pueden prevenir o métodos que ya existen de bajo costo. A veces, la causa de muerte es simplemente la falta de antibióticos para tratar una neumonía o de sales de rehidratación oral para contrarrestar una diarrea”.

El comportamiento de las multinacionales farmacéuticas, apoyado en el sistema de patentes, lleva años siendo denunciando por intelectuales, ONGs y gobiernos de países del llamado tercer mundo.

El penúltimo caso que refleja  las consecuencias y modo de actuar de estas grandes marcas es de hace apenas dos meses: la mayor farmacéutica del mundo, Pfizer, acordó pagar 55 millones de euros a un grupo de familias nigerianas para evitar un juicio por la muerte de 11 niños en el país africano que sirvieron como cobayas de un medicamento en pruebas, el Trovan.

El último ejemplo nos lo ha brindado la inefable Novartis, de la que ya tuve ocasión de hablar en su malograda lucha legal contra los 900 millones de habitantes de la India. Según leo hoy en la prensa, Novartis se niega a distribuir gratuitamente entre los países pobres la vacuna para la gripe H1N1, tal y como le pidió la OMS.

Es sangrante la postura de la multinacional, pero lo es aún más la indiferencia con la que desde el Norte se asume la muerte de miles de seres humanos por patologías y enfermedades que hoy son perfectamente remediables.

Debe exigirse la modificación de las actuales reglas del juego. Urge derogar una legislación internacional que impide la fabricación de genéricos de los nuevos fármacos descubiertos. Son numerosas las técnicas, unas elevadas a norma, otras a costumbre, que utilizan este tipo de empresas para maximizar unos beneficios envueltos en el celofán de la iniquidad moral. Hace ya cinco años Pablo Escribá sintetizaba en Voltairenet.org una serie de medidas que, en el fondo, no tenían más base que priorizar el derecho a la vida y a la salud de las personas sobre el de la patente y el lucro exacerbado de las empresas.

Como me recordaba hoy mi amigo Hammerman, cuando el gobierno de Brasil del presidente Lula anunció que tenia la tecnología y la capacidad de producir fármacos contra el SIDA a bajo coste y suministrarlos a su población, le llovieron las demandas de las multinacionales farmacéuticas alegando el derecho de patente.

SIDA, gripe A, neumonía, diarreas… no se puede permitir que sigan negociando con la muerte de millones de seres humanos.

3 comentarios to “Patentando la muerte”

  1. aura maria said

    Creo que recorar este tipo de información ayuda al sentido de la realidad de todos. Muchas gracias al Rincón de JoséCa por poner a nuestra disposición esta información y contribuir a la denuncia de un negocio en el que la ética del servicio brilla por su ausencia.!!.

  2. Joseca said

    Gracias por tu comentario Aura. A ver si aportando cada uno nuestro granito de arena conseguimos que al menos la gente sea consciente que este mundo necesita cambios urgentes. No podemos seguir permitiendo situaciones como ésta.

    Un beso muy fuerte.

  3. […] muchos más baratos y asequibles para las comunidades con menos recursos económicos. Las patentes sobre medicamentos también incrementan el PIB de los países “avanzados” mientras que bloquean la […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: